COMPARATIVAS

10 sagas de la literatura fantástica con las que alucinarás

5 COMENTARIOS

Puede que el género literario con mayor capacidad de evasión imaginativa para el lector sea el catalogado como ‘literatura fantástica’. Más aún incluso que las novelas de ciencia-ficción ya que suelen contener sus escenarios en mundos de cierta estética medieval y por tanto más reconocibles e identificables por el gran público.

Al tenerlo más ‘cercano’ por decirlo de algún modo, la imaginación vuela mejor con castillos y guerreros feudales que con complejas leyes de la astrofísica (sin restar un ápice de mérito a las muy creativas joyas del género). Luego ya dragones y magos se añaden al gusto.

Lo que entendemos por ‘literatura fantástica’

fantastica12

Definir como concepto ‘literatura fantástica’ no es nada sencillo; corre entre sus límites una confusa bruma.

-¿Incluimos entonces cualquier relato que contenga algo sobrenatural? -No, porque las fábulas de espíritus y la literatura de terror ya tienen su género propio…

-¿Los que contengan seres fantásticos? La mitología y partes de textos religiosos los contienen y no por ello podrían considerarse ‘literatura fantástica’ (bueno, más o menos).

-¿Cómo lo identificamos entonces? Hay muchas teorías, pero podrían destacarse ciertas características específicas para acotar un poco el terreno:

  • Intención lúdica. La literatura fantástica busca entretener con aventuras, ponerse en la piel de héroes o villanos; sin intención alguna de adoctrinar o moralizar al lector.
  • La estética medieval. Pese a desembocar en estadios de imaginación pura, suele partir de mundos inventados con aire medieval. Reyes, castillos, caballeros, princesas…; son las pistas de despegue clásicas de las que partir hacia situaciones y personajes increíbles.
  • La naturaleza. Su relación con los climas, los bosques, montañas o lagos es muy fuerte, a menudo fuente de sus emblemas e intrigas.
  • Las localizaciones específicas. Son típicos los mapas al detalle con sus comarcas y reinos de nombres imposibles pero perfectamente delimitados.
  • Se suele recurrir más a la magia antigua que a la tecnología futurista para desarrollar sus creaciones (so pena de recalar en la ciencia-ficción, tipo Dune, que parte del desierto y sus tribus para desembocar en la tecnología interplanetaria).

fantastica13

Las 10 mejores sagas de literatura fantástica

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, de J. R. R. Tolkien (1954-1955)

fantastica2

Qué decir de la obra más reconocible del género… Con él empezó todoLa fantasía de un filólogo que comenzó creando idiomas y terminó imaginándose a las distintas razas capaces de hablarlos.

Símbolo del movimiento hippie por su mensaje naturalista contra la industrialización desmedida. Un comienzo atiborrado de nombres, familias y canciones infantiloides (bien suprimidas en las películas); derivan en unas aventuras fascinantes que hoy día todos conocen para bien. Un relato para atraparlos a todos.

SERIE DE TERRAMAR, de Ursula K. Le Guin (1968-1972)

fantastica3

Aunque luego fueron extendidas con repetitivos cuentos posteriores, lo importante fue esta primera trilogía de novelas donde se trata el aprendizaje de jóvenes magos en un entorno de corruptelas y destinos impuestos. La lucha contra la propia sombra como símbolo casi freudiano es una de las grandes bazas de la serie.

TRILOGÍA DE LYONESSE, de Jack Vance (1983-1990)

fantastica4

Otro de los autores clásicos del género, marinero, carpintero y en general vividor de aventuras desarrolló con esta trilogía una delicia fantástica a medio camino entre el ‘arturismo’ y lo ‘cantábrico’ (no podía salir nada malo de ahí). Magia, reyes, criaturas fantásticas… todo con el toque cruel en las emociones propio de lo clásico y la literatura de garra profunda. Joyita.

BOSQUE MITAGO, de Robert Holdstock (1984-1997)

fantastica5

La serie de seis novelas de cargada simbología celta, comenzó con una novela magistral homónima que parte de un extraño bosque cercano a la casa familiar capaz de crear ilusiones sacadas del subconsciente de todo aquel que se adentra en él.

Pese a lo ‘algo repetitivo’ del nudo argumental, sus comienzos y final son de una potencia y emoción innegables. Te atrapará sin remedio entre sus ramas y raíces a lo ‘Posesión infernal’.

CRÓNICAS DE DRAGONLANCE, de Margaret Weis y Tracy Hickman (1984-1985)

fantastica6

Posiblemente hayan envejecido mal, quedando demasiado estereotipadas y con un regusto a rol añejo algo desfasado. Tampoco aporta nada nuevo su primera trilogía, que es lo mejor de la extensa saga; una ‘compañía del anillo’ a base de razas típicas y en busca de objetos con los que combatir el mal.

Pasa como con las películas ochenteras de las que guardamos buen recuerdo; hay que poner el cerebro en semiconsciencia y programado para disfrutar sin cuestionarse nada más. Igual no es un disfrute pleno y consciente, pero será disfrute al fin y al cabo.

EL ELFO OSCURO, de R. A. Salvatore (1990-1991)

fantastica7

Drizzt Do’Urden es uno de los personajes más elaborados del género, con sus propias dudas y vaivenes anímicos. Las luchas y los escenarios son descritos con realismo y pasión hasta lograr hacerte partícipe.

Túneles, arañas, elfos… ¿Les suena no? Intrigas por la sucesión al trono y aventuras sin fin. Un clásico muy extenso donde destacan sus primeras trilogías dentro de los interminables ‘Reinos Olvidados’.

LA RUEDA DEL TIEMPO, de Robert Jordan (1990-2007)

fantastica8

Una de las sagas fantásticas que más esfuerzo requieren del lector. Su casi ofensiva extensión la hacen poco piadosa con tu propio tiempo. Un sinfín de personajes y lugares supone su gran tara y a la vez su gran ventaja.

Entre tanto universo desarrollado te sumergerás del todo con sus detalladas descripciones de batallas y lugares y entre tanto personaje a alguno cogerás cariño sin duda. Podrás salir al recreo y pedírtelo casi para ti solo.

CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, de George R. R. Martin (1996-)

fantastica9

Lo de contar una misma historia desde distintos puntos de vista fue un recurso clásico del cine y la literatura. Sin embargo esa forma, no de contar los mismos hechos, sino de avanzar en la historia desde distintos personajes nunca se había desarrollado de forma tan coral, rotunda y sin perder el interés desde ninguno de sus flancos.

Si se hubiese ceñido a las tramas de poder y no hubiese incluido a los dragones (que era su idea inicial) habría ganado puntos de maestría y de dificultad por no caer en el recurso fácil. Claro que, a estas alturas del fenómeno, cualquiera discute nada…

NACIDOS DE LA BRUMA, de Brandon Sanderson (2006-)

fantastica10

El ‘elegido’ por la viuda de Jordan para concluir la saga de ‘La rueda del tiempo’ tuvo su gran aportación a la literatura fantástica con esta serie de novelas ambientadas en un mundo cargado de ceniza y esclavitud; con la magia metalúrgica como medio para provocar la rebelión de las masas. Completamente magnetizante.

CRÓNICA DEL ASESINO DE REYES, de Patrick Rothfuss (2007-)

fantastica11

Otro fenómeno editorial moderno que mantiene a sus seguidores con muñones en lugar de uñas esperando una nueva entrega. Más centrado en la vida del protagonista que en reflexionar sobre las contradicciones del poder mágico de un mundo paralelo, contiene ciertos altibajos de ritmo que afean un tanto el resultado final.

HACE 3 AÑOS